Cultura Empresarial: Liderazgo

Hemos llegado al penúltimo de los posts sobre Cultura Empresarial. En este caso voy a hablarte sobre uno de los temas “estrella” que trabajamos desde el Coaching: el Liderazgo.

Es ese “santo grial” que todos los gestores de equipos buscan, la “receta mágica” que todos quieren, así que, sin más, vamos a empezar a hablar de Liderazgo.

El liderazgo es el arte de conseguir que alguien haga algo que tú deseas, porque él quiere hacerlo también.

Dwight Eisenhower

En primer lugar, te diré que, como ya sabes, el liderazgo empieza por un@ mism@, por lo que el primer paso para lograr ser un buen líder pasa necesariamente por el Autoconocimiento.

Autoconocimiento:

Hay muchas teorías sobre las cualidades necesarias para ser un buen líder, pero hay 6 cualidades que podrían resumir de manera muy clara lo que se necesita para liderar:

1. Un líder genera confianza en los demás. A diferencia del jefe tradicional, que en muchas ocasiones basa su autoridad en el temor que le da el cargo que ostenta, un buen líder da seguridad a su equipo y disipa el temor y los miedos de las personas que lo componen.

2. Es una persona íntegra: Las personas íntegras son fieles a sus valores, actúan en base a sus creencias y además se preocupan de hacer crecer y potenciar a las personas que tienen a su alrededor. Estas personas tienen grandes equipos porque confían y apuestan en las personas que los componen, ponen el foco en sus fortalezas y las potencian haciendo así que éstas lleguen a ser extraordinarias.

Cuando las personas creen en sí mismas es increíble lo que pueden lograr.

3. Un buen líder tiene una actitud tolerante y abierta, está siempre dispuesto a escuchar nuevas ideas y no piensa que ya lo sabe todo. Está en disposición de actualizarse constantemente, respeta y tiene en cuenta el resto de las opiniones. Entiende que siempre puede haber alguien que sepa más que él/ella de algún tema o puedan tener mejores ideas.

4. El líder tiene un sueño y sabe cómo llegar a conseguirlo. Guía al equipo y se adelanta a las dificultades convirtiéndolas en retos y oportunidades.

La excelencia de un líder se mide por la capacidad de transformar los problemas en oportunidades

(Peter Druker)

5. Escucha: Un buen líder es capaz de adelantarse a los acontecimientos o detectar oportunidades o conflictos en el equipo porque escucha de manera activa, es decir, presta el 100% de su atención.

Recuerda que siempre gana quien más observa y más escucha.

6. Por último, una de las cosas que distingue a los líderes es su capacidad de actuar cuando los demás se bloquean. Son personas valientes, que asumen riesgos y ponen acción en sus sueños, para convertirlos en realidades.

Diferencias entre el Líder y el Jefe tradicional:

Hay muchas características que sirven para identificar si eres un líder o por el contrario actúas como el llamado jefe tradicional o gestor. En el siguiente cuadro te muestro algunas de las diferencias más significativas:

Los tipos de liderazgo:

Basándonos en la distinción que hace Daniel Goleman de los estilos de liderazgo tendríamos 6 tipos que os paso a explicar brevemente:

_ Estilo coercitivo:

Es aquél en el que la dirección dice claramente lo que quiere y espera una reacción inmediata de los colaboradores. En este estilo no se permiten las opiniones y se exige cumplimiento de las instrucciones.

_ Estilo autoritario:

En este caso, según Goleman, el líder moviliza a la gente hacia una visión. Trata de explicarles que hay detrás de es visión y cuáles son los beneficios de seguir su camino tanto para ellos como para la organización.

_ Estilo afiliativo:

Este estilo promueve el buen ambiente laboral en el equipo. Estrecha las relaciones entre las personas que trabajan en la misma empresa y crea lazos emocionales.

_ Estilo democrático:

El estilo democrático involucra a los colaboradores en las decisiones, les hace partícipes y fomenta el consenso. Busca generar nuevas ideas y comprometer a los integrantes del equipo.

_ Estilo pionero:

Es el “haz lo que yo haga”. El líder marca el ejemplo a seguir, pero también marca el nivel de exigencia, normalmente muy alto.

_ Estilo formativo:

En el ultimo de los seis estilos, el líder se preocupa por la capacitación del equipo, no sólo por su desarrollo en el puesto actual sino por el desarrollo en el futuro.

Y una vez explicados los seis estilos,

¿Cuál es el que tú sueles utilizar? y , ¿Cuál piensas que sería el mejor?

Pues como seguramente ya habrás imaginado, depende de la situación. Y ahí está la clave del liderazgo: en la capacidad para utilizar un estilo u otro, la flexibilidad para adaptarse a todos y la intuición para saber qué estilo usar en cada momento.

Y esto, ¿Cómo se consigue?

Pues como dice Daniel Goleman (considerado uno de los padres de la Inteligencia Emocional) cada estilo de liderazgo contiene unas competencias emocionales concretas, por lo que el desarrollo de un estilo de liderazgo pasa por el desarrollo de la Inteligencia Emocional.

Además, para que un líder sepa qué estilo aplicar en cada momento, será necesario (como ya hemos mencionado en otros posts) el conocimiento profundo del equipo.

Si quieres saber más sobre este tema, no dudes en escribirme:

Y no olvides suscribirte al Blog para no perderte los próximos posts:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: