Inteligencia Emocional en el Trabajo

El desarrollo de la Inteligencia Emocional en entornos laborales es imprescindible ya que nos ayudará a mejorar muchos problemas que afrontan las organizaciones, como son la comunicación y los conflictos entre las personas que trabajan en las empresas o el liderazgo.

La Inteligencia emocional es “La capacidad de reconocer, aceptar y canalizar nuestras emociones para dirigir nuestras conductas a objetivos deseados, lograrlos y compartirlos con los demás.” (Daniel Goleman)

Las emociones funcionan como avisos para indicarnos que algo sucede. La facilidad que nosotros tengamos para leer el aviso, relacionarlo con una situación y manejarla será la que determine cómo viviremos esa situación. Que la superemos con rapidez o que nos quedemos bloqueados sin saber qué nos está queriendo decir ese “aviso”.

Las 5 competencias emocionales según Daniel Goleman son:

  • Autoconocimiento
  • Autocontrol
  • Automotivación
  • Empatía
  • Habilidades sociales

Las tres primeras son competencias Intrapersonales y las dos últimas son Interpersonales, por lo que el desarrollo de todas estas competencias nos ayuda tanto a nivel personal como en la manera de relacionarnos con los demás.

En el entorno laboral en muchas ocasiones las personas mejor preparadas, más inteligentes o con más títulos académicos no son los que triunfan. ¿Cuál es la razón?, el éxito profesional tiene mucho de IE, de la capacidad para relacionarnos, de aceptar las críticas o de cómo hacerlas, son habilidades personales que se pueden desarrollar.

El talento es la suma del coeficiente intelectual y el emocional.

Cómo puede ayudarnos desarrollar la IE en el trabajo:

Algunas de las habilidades muy valoradas en el entorno laboral y que nos pueden ayudar mucho a mejorar el clima y las relaciones en el trabajo son:

Comunicación

Lo importante no es lo que se dice, es lo que se entiende. Por lo tanto, presta atención a tu interlocutor, adapta tu lenguaje a su estilo de comunicación.

Asegúrate de que te está entendiendo, enfócate en soluciones y no en problemas, evita usar palabras negativas y los prejuicios. Si utilizas un modelo de lenguaje apreciativo (enfocado en lo positivo) conseguirás que una comunicación más veraz, más real y en menos tiempo.

Resiliencia

Se conoce como la capacidad que tiene una persona para enfrentarse con éxito a unas condiciones de vida adversas. Según la RAE es la capacidad humana de asumir con flexibilidad situaciones límite y sobreponerse a ellas.

Se trata de la facilidad de reinventarse, de adaptarse a las nuevas condiciones y seguir adelante.

Algunas características de las personas resilientes son:

  • Son personas conscientes de sus puntos fuertes y áreas de mejora, esto les hace proponerse metas objetivas y realizables.
  • Son creativas, la creatividad hace que se amplíen las oportunidades en cualquier situación por la que atraviesen
  • Confían en sí mismas, tienen claros sus objetivos y se sienten seguras.
  • Ven las dificultades como una oportunidad de aprendizaje.
  • Son flexibles.

Empatía

Se conoce comúnmente como la capacidad de “ponerse en los zapatos del otro”. Consiste en captar los sentimientos de la otra persona, en comprender su situación y transmitir esa comprensión.

Para esto es necesario que prestes atención a lo que dicen las personas, tanto a su lenguaje verbal como al no verbal y hazles ver que los has escuchado y entendido con reformulaciones o devoluciones de lo que han dicho. Así la otra persona se sentirá escuchada y comprendida.

Asertividad

Es expresarse de tal forma que defendemos nuestros derechos y opiniones sin herir los derechos y opiniones de los demás, no dejarse manipular ni manipular a los demás.

Hay cuatro estilos de relación entre las personas:

Las personas que se relacionan con el estilo agresivo piensan que son más importantes que las demás, en el sumiso, en cambio, se da más importancia a otra persona que a sí misma. El estilo manipulativo lo ejercen personas que sienten que no se valoran ni ellos ni a los demás y en el estilo asertivo tanto tú como yo somos importantes.

Una persona asertiva describe hechos, no emite juicios, tiene claro su objetivo y lo expresa desde el “yo” y aporta soluciones y motivos.

Liderazgo

El líder provoca que los demás hagan lo que él quiere y que además les guste hacerlo.

Un buen líder inspira y genera confianza, escucha y tiene en cuenta la opinión de los demás, asume riesgos, ve oportunidades donde otros ven problemas y siempre está en disposición de aprender.

La Inteligencia Emocional es una herramienta muy poderosa en entornos laborales, reduce los conflictos y mejora las relaciones. Además, está demostrado que el éxito profesional está más vinculado a la Inteligencia Emocional que a la Inteligencia Racional.

El desarrollo de la Inteligencia Emocional puede dar muchos beneficios a los negocios, mejorando las relaciones entre los equipos de trabajo, mejorando el clima laboral, la satisfacción de las personas que trabajan en la empresa y como consecuencia, haciendo crecer a la empresa.

Si te gustaría aplicar la Inteligencia Emocional en tu empresa escríbeme:

negociosconkorazon@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: