Lo esencial es invisible a los ojos

Me encantan las frases, y la obra “El Principito” de Antoine Saint-Exupéry es una buena fuente de inspiración.

Traigo esta frase en particular al mundo empresarial para hablar de la importancia de la esencia de las organizaciones, de lo que “no se ve”.

En mi opinión, lo que marca la diferencia y lo que hace que una empresa se mantenga durante décadas generando además un crecimiento sostenible “no es visible a los ojos”.

La definición de la Misión, Visión y Valores de una empresa es esencial para poder conseguir el Propósito de la misma. Me encuentro que, en muchos casos, estas definiciones están claras y bien visibles en la web de la empresa, incluso enmarcadas en las instalaciones, pero en la realidad no conforman los cimientos de la misma y los empleados no las tienen en cuenta a la hora de tomar decisiones en su día a día. Por lo que, en realidad, esto no sirve para nada.

El plan estratégico de las empresas debería ser la manera de llegar desde la Misión al Propósito, basado y apoyado siempre en la Visión y los Valores que son la base de la empresa, es decir, aquello que la hace diferente, el valor añadido que la diferencia del resto de empresas de su sector y que la hace única. Por la importancia que tienen estos conceptos en la empresa, se debe prestar especial atención y dedicarle el tiempo suficiente a definirlos, y no hacer simplemente por “una moda”, ya que marcan la dirección que seguirá la organización, y ya se sabe que “no hay viento favorable para quién no sabe hacia dónde va” (Séneca). Y si no dime: si no sabes hacia dónde te diriges ¿Cómo sabes qué camino has de tomar o qué oportunidades aprovechar cuando se presenten?, seguramente parezcas más una veleta girando en función de las rachas de viento unas veces hacia un lado y otras en el sentido contrario.

Te doy algunas claves para definir estos conceptos en tu empresa:

Misión:

Para definir la Misión de tu empresa debes contestar a la pregunta: ¿Qué haces?, ¿A qué te dedicas?, ¿Cuáles son los productos o servicios que ofreces?

La respuesta a esta pregunta ha de ser extensa, incluyendo toda tu cartera de productos y/o servicios de manera detallada.

Visión:

Este concepto se obtiene respondiendo a la pregunta: ¿Cómo lo haces?, ¿Qué es lo que te diferencia del resto de empresas de tu sector?, ¿Cuál es el valor añadido que tú o tu empresa tiene y tu competencia no?

Esta respuesta es clave, debes apoyarte en tus fortalezas y las de tu empresa para definirla. Será una respuesta más corta que la anterior y mucho más concreta.

Valores:

Son esos principios en los que se basa tu negocio empresarial, aquellas características o cualidades que están presentes en todo lo que haces. Es recomendable que sean en torno a 5 y que todos los empleados de la organización las conozcan y compartan, eso facilitará mucho el trabajo diario y evitará muchos conflictos.

Propósito:

¿Dónde quieres que esté tu empresa en unos años?, ¿Cuál es la razón por la que decidiste crear tu empresa?, ¿Qué sueños tenías y qué era lo que querías conseguir?, en definitiva: ¿Qué hace que cada día vayas a trabajar con ilusión?

La respuesta a esta pregunta debería ser mucho más concreta que las anteriores, una sola frase con la que te sientas representad@.

En resumen :

Tener un propósito empresarial claro marca la dirección a seguir, el objetivo por el que todos los integrantes del equipo trabajan, por lo que es imprescindible que todos los miembros lo conozcan y lo tengan claro. El camino para llegar a ese objetivo estará asentado en los valores, por lo que cuanto más sólidos sean más firme será el terreno que pisamos (cuestión muy importante en el entorno VUCA que vivimos), y cómo llegaremos a conseguirlo estará definido por la Misión y Visión empresarial de nuestra organización. Son conceptos que debes trabajar con tiempo y dedicación, pensando en algunos momentos en qué es lo que te llevo a iniciar tu actividad empresarial.

Espero haberte ayudado a aclarar estos conceptos, si necesitas alguna aclaración no dudes en ponerte en contacto conmigo.

Sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible a los ojos.

(Antoine Saint-Exupéry, El Principito)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: